OXO TOWER, de almacén de caldo deshidratado a ‘must’ en las guías gastronómicas

Darle la vuelta a la tortilla es el lema de aquéllos que han decidido ser felices. Tras sufrir varios contratos temporales por los que percibía “sueldos alimenticios” y soportar condiciones laborales poco atractivas, Oriol Rubio decidió matricularse en “Viajar”, su asignatura pendiente, y mudarse a Londres, contribuyendo a esa fuga de cerebros con la Ficha Oriol Rubioque los jóvenes españoles formados e infravalorados dentro de nuestras fronteras estamos pagando a quienes abanderan la pésima gestión de la Economía del país.

El idilio de este antropólogo catalán con la capital británica fue uno de esos amores que Sigue leyendo

Anuncios

Borough Market: bocados de lujo con Charo Mérida

postit_charo_conlaplumaenbandejaCharo siempre se había imaginado viviendo en una ciudad con rascacielosLas comedias románticas hicieron mella en ella y se veía dirigiéndose apresurada hacia el trabajo por las avenidas de Nueva York. Sin embargo, las dificultades para conseguir la visa, el andar un poco corta de presupuesto y el hecho de que aquí también podría aprender inglés y existían oportunidades de encaminar su carrera profesional dentro del sector turístico, la hicieron desistir de esa idea y tomar partido por Londres, a pesar de que esta malagueña nunca la había incluido en su lista de ciudades favoritas. “La primera vez que vine no me gustó por el frío, lo rápido que se vive y porque, en realidad, sólo vi lo más típico. Me pareció una ciudad europea más”.

mine

Tres años después de lanzarse a la piscina, su percepción ha cambiado. “La considero inspiradora, apasionante, una ciudad que Sigue leyendo