¡Muchísimas gracias por las primeras 3.000!

Imagen

Primeras 3.000 visitas de #ConLaPlumaEnBandejaEsperemos que pronto sean muchas más 🙂

Anuncios

¡EL 2015 PROMETE!

Vídeo

Ahora que los últimos minutos de 2014 se nos escurren entre los dedos mientras, como yo, escribís vuestro último post del año, cocináis las recetas familiares que compartiréis esta noche, plancháis los vestidos con los que recibiréis a vuestros invitados o buscáis desesperadamente el último racimo de uvas del supermercado porque ¡este año también se os habían olvidado!, aprovecho para invitaros a recapitular y guardar, en ese congelador que es la memoria, todos los buenos momentos que dejáis atrás y a pensar en lo que queréis conseguir en el 2015, a que lo deseéis con mucha fuerza y a que confiéis, porque a veces las cosas buenas se hacen esperar pero acaban llegando y porque, como dice mi amiga Lola, “si lo crees, lo creas”, así que ¡diseñemos juntos nuestro próximo año!

Mafalda. Viñeta sobre el cambio de calendario

O dejo este video de la BBC de los fuegos artificiales

Sigue leyendo

SOBRE MÍ …y Neal’s Yard

¡Hola a todos! Me llamo Tamara Velázquez y soy periodista. Sí, lo soy, aunque desde que me mudé a Londres mis facturas se hayan pagado con mi trabajo como recepcionista en restaurantes de moda en la ciudad. De ahí el nombre de este blog: Con la pluma en bandeja.

Neals yard- Tamara- Ixa (28)Tamara Velázquez

La primera vez que recuerdo haber dicho que quería dedicarme a la Comunicación tenía ocho años. Elegí esta profesión por su dinamismo y porque me encanta escribir y aprender. Me interesa todo: la Política, la Cocina, la Fotografía, la Ciencia, el Cine, la Salud, la Moda, las terapias alternativas, la Música, la Psicología, la Investigación… Todo me vale. Lo que más me fascina del Periodismo es que Sigue leyendo

El salto inicial

Vídeo

No hay nada como la sensación de lanzarse al vacío. Dejarse llevar por un impulso e ir a por todas. Subirse al trampolín asiendo un macuto (o un maletón), alinear los dedillos de los pies con el borde, tomar impulso como se pueda y saltar. Saltar lo más alto que uno alcance, sin mirar atrás, después de haber encontrado una razón que nos espolease para abandonar por una temporada –para unos más larga que para otros- todo lo que, hasta ese momento, había conformado nuestra vida. Otra cosa es cómo se aterrice.

 Con la pluma en bandeja es un blog que habla de eso, de las Sigue leyendo