OXO TOWER, de almacén de caldo deshidratado a ‘must’ en las guías gastronómicas

Darle la vuelta a la tortilla es el lema de aquéllos que han decidido ser felices. Tras sufrir varios contratos temporales por los que percibía “sueldos alimenticios” y soportar condiciones laborales poco atractivas, Oriol Rubio decidió matricularse en “Viajar”, su asignatura pendiente, y mudarse a Londres, contribuyendo a esa fuga de cerebros con la Ficha Oriol Rubioque los jóvenes españoles formados e infravalorados dentro de nuestras fronteras estamos pagando a quienes abanderan la pésima gestión de la Economía del país.

El idilio de este antropólogo catalán con la capital británica fue uno de esos amores que, como los de verano, podía divisar su final casi antes de que surgiesen las primeras chispas. Uri, como lo conocen sus amigos, vino con un plan bien estructurado: afianzar su inglés y ahorrar lo suficiente como para poder costearse un máster y mantenerse sin trabajar durante el año que cursase estos estudios. Quería reinventar su CV y librarse de las barreras idiomáticas para poder acceder “al mejor conocimiento del mundo, que está escrito en inglés”. Además, se sentía atraído por la heterogeneidad de esta urbe, aunque “no sabía a ciencia cierta adónde venía”.

Oriol Rubio en la terraza de OXO Tower Bar con Saint Paul´s Cathedral a su espalda. /Tamara Velázquez - Con la pluma en Bandeja

Oriol Rubio en la terraza de OXO Tower Bar con Saint Paul´s Cathedral a su espalda. /Tamara Velázquez – Con la pluma en Bandeja

La ciudad lo sorprendió “en lo cuantitativo, porque te enseña a darle mucha importancia al dinero, lo que no significa que no valores lo intangible, los sentimientos o a las personas”, y en lo “cualitativo, por la falta de calidad de vida: pasas la mitad del tiempo en el transporte público, el clima nuboso provoca una carencia de vitamina D que te resta alegría y proactividad para hacer cosas y, además, se hace de noche a las 4pm, por lo que tu cuerpo comienza a sentir sueño. Transcurren unos meses hasta que te adaptas. El estrés de la ciudad provoca en nuestro organismo un subidón de adrenalina constante y estable. Eso, sumado a los numerosos inputs de señales incesantes que recibe tu cerebro, provoca estímulos sensoriales abrumadores que desencadenan un cansancio mental y hace que no estés relajado ni siquiera cuando crees no estar haciendo nada”.

Vista de Waterloo Bridge desde OXOX Tower Brasserie. /OXO Tower

Vista de Waterloo Bridge desde OXOX Tower Brasserie. /OXO Tower

Uri comenzó fregando los suelos de una librería y trabajó sin contrato para el dueño de un restaurante que nunca llegó a pagarle. Dio algunos tumbos hasta que un conocido italiano lo introdujo en la división hostelera de la compañía Harvey Nichols. Este cambio supuso un antes y un después en la andadura del catalán ya que formar parte de una “empresa solvente, grande, te hace sentirte arropado y aliviado cuando sabes que vas a tener una fuente de ingresos constante”. Aquí trabajó como runner, abrillantando cubiertos y levantando bandejas, “un puesto no cualificado que me ofrecía unas 1.200 libras, tenía vacaciones pagadas, me hacían fijo a los tres meses y me adaptaban los horarios para que pudiese asistir a clases de inglés, una situación de la que nunca me beneficié en España desempeñando un trabajo cualificado”.

Obreros desmontan un cartel en OXO Tower Wharf. Tamara Velázquez - Con la pluma en bandeja

Obreros desmontan un cartel en OXO Tower Wharf, visto desde Bernie Spain Gardens. Tamara Velázquez – Con la pluma en bandeja

Su último año en la ciudad lo pasó en el top floor de OXO TOWER Wharf, donde Harvey Nichols tiene su OXO Tower Restaurant, Bar and Brasserie.

La historia de este edificio es una muestra de cómo los cambios pueden llevarte a desenlaces asombrosos. Pasó de ser una planta eléctrica que abastecía al Post Office, a convertirse en el almacén frío de Liebig Extract of Meat Company, fabricante de las famosas pastillas de caldo OXO, el Avecrem guiri.

OXO cubes

Tras su cambio de dueño, el inmueble fue demolido en su mayor parte, conservando únicamente la fachada que da al Támesis. La compañía del arquitecto Albert Moore fue la encargada de reformarlo y de imprimirle su actual estilo Art Decó, que contemplaba el alzamiento de una torre en la que habían planeado colocar publicidad del condimento. Le denegaron el permiso para anunciar su producto y fue entonces cuando, para burlar la norma, diseñaron las ventanas de dicha torre con forma de un círculo, una cruz y otro círculo dispuestos verticalmente en cada una de las cuatro caras del torreón y, al caer el sol,  iluminaban su interior consiguiendo que en la oscuridad de la noche londinense sólo se divisase la palabra OXO.

Lo que en un principio se consideró una aberración urbanística por los habitantes de la ciudad, ha pasado a convertirse en un emblema paisajístico que, además, alberga tres de los negocios de restauración más de moda en la ciudad por tener las mejores vistas de la capital y por sus innovadoras recetas que son una aventura para los sentidos. En el caso de la Brasserie, combinan ingredientes del Mediterráneo con toques asiáticos y en el del restaurante, que ha sido galardonado con dos AA rosettes y aparece en la guía Michelin, ofrece una cocina típica de las regiones septentrionales de Europa. El Bar, por su parte, fue clasificado como el mejor Cocktail bar de Londres en el verano de 2014 en los National Luxury and Lifestyle Awards.

Cocktails embotellados de OXO Tower Bar. /OXO TOWER

Cocktails embotellados de OXO Tower Bar. /OXO TOWER

Para Uri, “que las vistas de este restaurante son una postal es una obviedad”. Está en la orilla sur del río, a 10 minutos a pie de Waterloo Station, Blackfriars Station o Southwark Station y en sus aledaños se encuentran el National Theatre, numerosos cafés y puestos de libros de segunda mano. “Me gusta venir aquí porque estar cerca del río me recuerda al mar, hay más luz, es un sitio más abierto y tienes la Tate Modern un salto” afirma el antropólogo.

Vista de Saint Paul´s Cathedral desde la terraza de OXO Tower Brasserie. /Tamara Velázquez - Con la pluma en bandeja

Vista de Saint Paul´s Cathedral desde la terraza de OXO Tower Brasserie. /@IxaKravitz – Con la pluma en bandeja

Después de su experiencia como inmigrante, Uri ha “perdido el sentimiento de inferioridad que tenemos los españoles porque estamos muy bien valorados por ser trabajadores”. Ahora bien, considera que “España debe entender que tiene que reinventarse porque ser local en un mundo global es un absurdo”.

El caso de OXO TOWER es un ejemplo de cómo se le puede dar un twist a un pasado asociado a lo pobretón, lo cutre y la baja calidad ( o incluso la holgazanería entre fogones) del caldo en pastillas y convertirlo en símbolo del presente y el futuro del glamour, el éxito y la cocina chic. En eso sí son expertos los británicos, que podrían hacer relucir un trozo de carbón si se lo propusiesen y los españoles, que tenemos diamantes en bruto, los mantenemos escondidos bajo la mugre. No sé si por miedo a fracasar en el intento o por humildad. /Tamara Velázquez

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

4 pensamientos en “OXO TOWER, de almacén de caldo deshidratado a ‘must’ en las guías gastronómicas

  1. Pingback: Agitando la coctelera | Con la pluma en bandeja

  2. Nos encontramos (reencontramos) en la OXO, por estas casualidades de la vida. Me diste la ternura de un abrazo y tu sonrisa, y como un golpe, me revelaste la realidad de esta juventud con la que tan mal nos hemos portado en este país. También, de golpe de nuevo, tu sonrisa de niña-adolescente que en la clase tenías. Fue parte de un reencuentro con mi vida y con la gente que merece la pena llevar en el corazón. Gracias.

    • Muchísimas gracias por tus palabras, Pepe. No sabes la alegría que me dio verte. A veces, cuando tienes un día gris, te pasan cosas inopinadas para darle color. Como dicen por aquí, “you made my day”. Gracias por visitar y hacerte seguidor de Con la pluma en bandeja que los principios cuestan y todo apoyo se agradece enormemente. Un abrazo grande.

  3. Bueno Tamara, como sacar un comentario para halagarte y ofrecerte lo que me haces sentir a leer tus post, si con tu calidad y facilidad de expresion de haces pequeño todo lo viene a la mente. Simplemente te doy las gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s