Poppy Day: Amapolas para el recuerdo

Es curioso, para turistas y recién llegados a Londres, ver cómo durante el mes de noviembre el rojo de las amapolas asoma por los ojales de solapas de los británicos. No se trata de ninguna moda que arrase en la ciudad. La red remembrance poppy (o amapola roja del recuerdo) es un símbolo que rinde homenaje a los veteranos de las Fuerzas Armadas que cayeron en el campo de batalla durante la I Guerra Mundial.

solapa2

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué en Noviembre? Así lo decidió el Rey Jorge V, porque tal día como hoy de hace 96 años, a las 11 horas del día 11 del décimo primer mes de 1918, se firmó entre los aliados (Reino Unido y Francia) y Alemania el Armisticio de Compiègne, en la ciudad francesa del mismo nombre. Ese gesto acabó con los enfrentamientos que devastaron Europa, sesgando las vidas de decenas de millones de civiles y militares durante el conflicto, por eso, británicos y demás habitantes de la Common Wealth y otros lugares del mundo comenzaron a celebrar el Remembrance Day (Día del recuerdo), Poppy Day (Día de la amapola) o Día del Armisticio o de los Veteranos.

poppy_metro4

Flandes (Bélgica) fue una de las áreas donde se libraron los enfrentamientos más sangrientos. Cuando ya no quedaba nada más que lodo y desolación, cientos de amapolas comenzaron a brotar pintando de rojo, una vez más, el antiguo campo de batalla. Esta imagen inspiró al teniente coronel canadiense John McCrae Alexander que, tras asistir al funeral de su amigo, el soldado Alexis Helmer, desaparecido tras participar en la Segunda Batalla de Ypres, escribió el famoso poema “In Flanders fields” (“En los campos de Flandes”) en el que esta flor simboliza la sangre vertida por los soldados que murieron luchando.

En los campos de Flandes

“En los campos de Flandes
crecen las amapolas.
Fila tras fila
Entre las cruces que señalan nuestras tumbas.
Y en el cielo vuela y canta la valiente alondra,
escasamente oída por el ruido de los cañones.
Somos los muertos.
Hace pocos días vivíamos,
cantábamos, amábamos y éramos amados.
Ahora yacemos en los campos de Flandes.
Contra el enemigo continuad nuestra lucha,
tomad la antorcha que os arrojan nuestras manos agotadas.
Mantenedla en alto.
si faltáis a la fe de nosotros muertos,
jamás descansaremos,
aunque florezcan en los campos de Flandes
las amapolas”.

Tradicionalmente, la celebración más destacada del Remembrance Day tiene lugar el domingo más cercano al 11 de noviembre de cada año. Consiste en guardar dos minutos de silencio durante ceremonias en las que participan la Corona y las Fuerzas Armadas, entre otras instituciones estatales y civiles.

Amapolas de cerámica en la Torre de Londres

Este año, coincidiendo con el centenario del comienzo de la Gran Guerra, los alrededores de la Torre de Londres han sido poblados por cientos de amapolas de cerámica con las que Paul Cummins y Tom Piper han querido presentar los ríos de sangre derramada por los combatientes durante el conflicto y recordar a sus víctimas.Pero no sólo los soldados sufrieron las consecuencias de esta guerra, por ello, también hay quienes, durante este día para el recuerdo, dedican parte de sus pensamientos a los civiles que, por una razón u otra no se alzaron voluntarios para luchar contra el enemigo durante la I Guerra Mundial. /Tamara Velázquez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s