El salto inicial

No hay nada como la sensación de lanzarse al vacío. Dejarse llevar por un impulso e ir a por todas. Subirse al trampolín asiendo un macuto (o un maletón), alinear los dedillos de los pies con el borde, tomar impulso como se pueda y saltar. Saltar lo más alto que uno alcance, sin mirar atrás, después de haber encontrado una razón que nos espolease para abandonar por una temporada –para unos más larga que para otros- todo lo que, hasta ese momento, había conformado nuestra vida. Otra cosa es cómo se aterrice.

 Con la pluma en bandeja es un blog que habla de eso, de las historias que hay detrás de cada uno de los que han dejado sus países de origen para emprender un viaje sin retorno establecido hacia Londres en busca de un cambio, de una nueva vida, un giro maestro que nos traiga prosperidad, experiencia o, al menos, pasta para pagar las facturas y algo de independencia. Porque sí, somos “aventureros”, aunque algunos por definición o otros sin más remedio. /Tamara Velázquez

arbol_changeyourlife

 

Anuncios

5 pensamientos en “El salto inicial

  1. Pingback: Lo que un día soñamos | ¡A tomar por mundo!

  2. Me encanta este primer post, con muy poquitas palabras has sabido definir muy bien esa sensación que tenemos todos los que por una u otra historia hemos acabado por esta isla 🙂 Congratulations por el primero de muchos! Looking forward to more!!! 🙂 Ya tienes una follower más asegurada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s